Seguridad en Cajeros Automáticos

Las soluciones de seguridad en Cajeros Automáticos en el interior de oficinas bancarias pasa por bloquear la entrada a personas que no pretendan operar con el cajero.

Si pretendemos evitar que se usen los espacios interiores de las oficinas como lugar de pernoctación, es aconsejable utilizar un sistema de lectores de tarjetas bancarias universales (Multilector-ACR), donde permite la entrada solo a personas que dispongan de una tarjeta bancaria con banda magnética o de proximidad.

Cuando se instalen en el interior de edificios, locales o inmuebles, siempre que éstos se encuentren dotados de vigilancia permanente con armas, los cajeros automáticos quedan exceptuados del cumplimiento de las anteriores medidas de seguridad, y únicamente se exigirá que estén anclados al suelo o al muro, cuando su peso sea inferior a dos mil kilogramos.

Si los cajeros automáticos se instalaran en espacios abiertos, y no formaran parte del perímetro de un edificio, deberán disponer de cabina anclada al suelo, y estar protegidos con las medidas a que se refiere el apartado anterior.